Balancea los microorganismo del cuerpo para mejorar tu rendimiento

Los microbios que habitan el cuerpo no son malos. Con los hábitos adecuados, estos crean un ambiente interno saludable, una de las mejores ventajas competitivas. Su balance nos hace fuertes e inmunes a las enfermedades.

Balancea los microorganismo del cuerpo para mejorar tu rendimiento

¿Qué es la micro biota? es el recubrimiento de múltiples tipos y grupos de bacterias, virus y parásitos que viven en el tracto digestivo, la piel y las mucosas. El cuerpo vive y sobrevive gracias a ella.
Como dato curioso, hay diez veces más células en la micro biota que células en el cuerpo. El ADN de esas bacterias es cientos de veces mas abundante que el mismo ADN humano.
Estas bacterias son la primera línea de defensa frente una infección viral o bacteriana. Sin ellas, muchas funciones celulares no serian posibles.
La cantidad y cualidad de estas bacterias tienen una relación directa con el tipo y número de enfermedades que presentamos, y tienen que ver incluso con la eficiencia del cerebro.
Este microambiente es cambiante de acuerdo a los alimentos, el ambiente, los hábitos… tener los microbios adecuados puede mejorar el rendimiento físico y mental.

La importancia de la micro biota del tracto digestivo

Cada área del organismo tiene algún tipo de contacto con el ambiente exterior, por lo que se crea una lamina viva de bacterias que de alguna manera ayuda a interactuar con ese ambiente.
El tipo de bacterias y su función varía mucho de cuerpo a cuerpo y a su locación. Pero la comunidad científica ha centrado sus esfuerzos en la micro biota del tracto digestivo. Entre la información más interesante está que tener una flora bacteriana saludable en cantidad y número de colonias mejora la salud, evitando la recurrencia y la severidad de infecciones gastrointestinales y respiratorias.
El tipo de colonias presentes en  individuos delgados es diferente a la de las personas obesas. Los desbalances nutricionales, las enfermedades comunes del tracto digestivo como el colon irritable o intolerancias alimenticias,  deficiencias nutricionales e incluso muchos problemas psiquiátricos como la depresión y trastornos autoinmunes, tienen una relación con una micro biota desbalanceada.

¿Cómo balancear los microorganismos en el cuerpo?
Una flora bacteriana saludable y funcional se cultiva a través de los hábitos. Existe simbiosis y no patogénesis cuando hay un balance y una relación recíproca con esos organismos. El desbalance en la flora provoca debilidad, cansancio e inflamación. Para lograr un ambiente interno saludable se recomienda: 

• Hacer ejercicio moderado de manera regular, aumenta la presencia de ciertas colonias benéficas.
• Llevar una dieta alcalina y rica en verduras, balancea ciertas especies.
• Cuida la calidad y la cantidad de lácteos. Estos factores inciden en la presencia de bacterias con potencial patogénico.
• Evita el azúcar, promueve el aumento de ciertas colonias potencialmente dañinas.
• Pon atención al origen de los alimentos. Los antibióticos, los pesticidas y los productos genéticamente modificados tienen un efecto adverso en la flora. Prefiere lo natural.
• Evitar en la medida de lo posible los antibióticos.

Para entender aún más el impacto de la micro biota, toma en cuenta que muchos microorganismos inciden en la absorción y descomposición  de  los alimentos que consumimos.  75% de la vitamina K, importante para la salud de los huesos y la sangre, es producido por bacterias. Igual relación existe con el complejo B.
Gracias a ellos se produce y metaboliza serotonina y otros neurotransmisores que conectan el sistema gastrointestinal con el sistema nervioso. Su efecto mejora las defensas, reduce la  severidad o aparición de alergias y disminuye la inflamación.

Su impacto en el performance deportivo
Existe evidencia de que la suplementación con probióticos y el mantenimiento de una micro flora estable mejora el rendimiento deportivo. Este grupo poblacional presenta un mayor requerimiento de micronutrientes y neurotransmisores. Tiene un mayor riesgo de padecer enfermedades intestinales y respiratorias. Los estudios muestran que en atletas de largas distancias se provoca una destrucción de la flora bacteriana por el aumento de la temperatura corporal y el estrés en el sistema digestivo, con el exterminio de las bacterias benéficas y patógenas, lo que provoca la liberación de toxinas que enferman aún más al atleta. El consumo habitual de probióticos ha mostrado una menor recurrencia de este fenómeno, con la reducción de trastornos intestinales y respiratorios.

Por Ma. Gabriela Moreno MD, MSC en Medicina deportiva, Certificada en medicina funcional, entrenadora personal especializada y guia de salud.

Todos los Derechos Reservados © VidActiva 2017 - Desarrollo Web: Mushoq Multimedia