240K Sumando Kilómetros de Esperanza

 <  Artículos  <  Otros

Una cruzada por la niñez del terremoto

La carrera 240K de Unicef, se convirtió en una de las vías más importantes para recaudar fondos para los más de 250 mil niños afectados por el terremoto y sus familias, según datos de Unicef. Además de ser un llamado al mundo para que sigan sumando esfuerzos para la reconstrucción. ¡Sigue donando!

240K Sumando  Kilómetros de Esperanza

Después del 16 de abril, el día del terremoto de 7.8 grados, la vida de 250 mil niños cambio por completo. Sin un hogar que los cobije, muchos padeciendo la pérdida de su familia, estaban expuestos a problemas sanitarios como el virus del sika, otras enfermedades por la falta de agua potable, desnutrición, dolor psicológico…sumando problemas sociales como la suspensión de su desarrollo escolar en medio de ciudades derrumbadas.  

Según datos de Unicef, los niños representan entre el 50 y el 60% de la población afectada por desastres naturales en el mundo. Las primeras acciones fueron entregar miles de pastillas potabilizadoras de agua, para que los niños y sus familias puedan beber agua limpia. Miles de mosquiteras tratadas con insecticida para evitar la picadura del mosquito que transmite el virus del Zika y miles de cápsulas de vitamina A para prevenir que los niños enfermen por desnutrición. Pero se necesitaba más.
Fue entonces que desde el sector deportivo, encabezado por Millán Ludeña, se pensó en esta gran cruzada de 240 kilómetros para recaudar fondos que aporten a los esfuerzos de Unicef para ayudar a las familias afectadas.  “En los días posteriores al terremoto vi como niños, quienes lo habían perdido todo, tenían esa inocente mirada tratando de explicarse qué pasó. Allí ocurrió un ‘click’ interno para seguir trabajando por ellos, para que no pierdan la esperanza de tener un futuro mejor. Esa es nuestra obligación moral como ecuatorianos”, dice Ludeña.

Se convocó a deportistas élites como Jefferson Pérez, Iván Vallejo, Carla Pérez, Franklín Tenorio, Karl Egloff, Martín Sáenz, Marialuz Arellano, María Teresa Guerrero…para que encabecen las 24 postas de 10 kilómetros que se corrieron en un día entero. A cada posta se sumaron deportistas solidarios que con su inscripción nutrieron los donativos.
Paralelamente, el ultramaratonista español Valentí Sanjuan, corrió 240 kilómetros, de Manta a Pedernales, como un acto de solidaridad, que además fue un eco al mundo para que la ayuda no pare.
Al final, se recaudaron 127.425 dólares, 2.5 veces la meta inicial. “No importó el nivel deportivo, ni la disciplina. Nadie compitió, todos sumamos. Día y noche, con sol o lluvia, nadie paró. El poder del deporte quedó demostrado, como herramienta de cohesión social, de solidaridad”, dice Ludeña.

Sigue atento a las iniciativas para apoyar a nuestros hermanos. Visita unicef.org.ec y dona haciendo  click  en TERREMOTO ECUADOR.

Fotos: Gabriel Cadenas.

240K Sumando  Kilómetros de Esperanza
Todos los Derechos Reservados © VidActiva 2017 - Desarrollo Web: Mushoq Multimedia